El Cuchillo

Historia de la Cuchillería

La historia del Cuchillo

El cuchillo constituye la herramienta más antigua y básica utilizada por el hombre para su supervivencia. En ocasiones, arma, y siempre, utensilio de trabajo y de uso doméstico.

Cuchillo y puñal tienen formas diferentes: la distinta funcionalidad genera diferencias estructurales entre ellos. El cuchillo es un instrumento pensado para cortar; por el contrario, el puñal es un arma de hoja corta y puntiaguda concebida para pinchar. 
 
La hoja constituye el elemento diferenciador de ambos instrumentos.

La del cuchillo es asimétrica, con lomo recto, punta y un único filo. Ello permite un cómodo deslizamiento de la hoja en el corte y una fácil aplicación de la fuerza hacia abajo, debido a que el recazo sin filo ofrece un buen apoyo del dedo pulgar o del índice.
 
Las hojas de los cuchillos se han decorado con muescas en el recazo, acanaladuras longitudinales, grabados sencillos o guarnecidos del talón.

Por el contrario, la hoja del puñal es simétrica con un eje central del que parten dos filos.

Podemos encontrar hojas de puñales decoradas con grabados a buril o punzón, perforaciones o incrustaciones y lengüetas de latón.

En ambos –cuchillo y puñal- los materiales y la ornamentación del mango suele ser similar. Los más comunes se componen de dos virolas troncocónicas de latón y una pieza intermedia cilíndrica, unas veces de madera, hueso, asta o metal y otras, con nervaduras longitudinales formadas por la alternancia de varios materiales, casi siempre hueso y latón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR